Belleza

Belleza que funciona (I)

Llevo unos días pensándolo y por fin me he decidido a hacerlo: voy a compartir con vosotros mis productos de belleza preferidos.

¿Por qué? Pues porque por primera vez puedo hacerlo desde un enfoque honesto. Yo, que he trabajado en medios de comunicación de moda y belleza, conozco de primera mano lo que es el “dictado del anunciante”. Te preparas un tema muy chulo, varios tienes productos para elegir y llegan las chicas de publi con la lista de anunciantes… y adiós a hablar de lo que tú quieres y realmente consideras un buen cosmético. La mayoría de los medios dependen de los ingresos por publicidad y muchos redactores y editores nos hemos visto obligados a “recomendar” productos que no nos terminan de convencer por ello.

Pero este blog es mío y aquí mando yo, así que voy ha recomendar lo que me gusta y me funciona. Creo que si estáis pensando en hacer alguna compra de este tipo, ahora más que nunca os será útil una opinión sincera. Así que sin más demora empiezo con una primera tanda de productos para el cuidado facial.

Para limpiar: Piel de ángel, de Lush

Piel de ángel de Lush

Limpiadora hecha a base de productos naturales, de Lush.

Lush es una de mi marcas preferidas, para todo. Ya os hablaré de sus productos para el pelo en otro momento porque hoy me voy a centrar en sus limpiadoras naturales. Tienen diferentes tipos, para las distintas necesidades de la piel. Yo utilizo Piel de ángel, especialmente diseñada para pieles sensibles. Mi piel tiende a irritarse con los jabones convencionales así que cuando probé esta limpiadora me quedé encantada. No solo limpia en profundidad, también actúa como un exfoliante diario muy suave que deja la piel sedosa y fresca. Sólo tienes que humedecer una pequeña cantidad de producto, aplicarla sobre el rostro húmedo con un ligero masaje y aclarar con agua tibia. Un lujo para la piel muy asequible.

 

Para tonificar: Advance Marine Biology Tonic, de La Prairie.

Advanced Marine Biology Tonic de La Prairie.

Un tónico en tres fases que revitaliza, oxigena e ilumina la piel.

Primera pregunta: ¿por qué hay que usar un tónico? Después de la limpieza, el tónico nos ayuda a calmar la piel y a prepararla para lo que viene después: el tratamiento específico. Personalmente, este tónico de La Prairie me encanta. Es perfecto para las pieles sensibles, como la mía, por su bajísimo (me atrevo a decir que nulo) contenido en alcohol, además de constituir un cóctel de vitaminas, oxígeno y aceites para la piel. Sí, aceites. Un ingrediente perfecto para calmar y suavizar la piel. ¡Y además tiene un olor increíble! Esta marca es algo más cara que las marcas convencionales pero merece la pena invertir en este tónico ya que dura mucho tiempo, por lo que sale muy rentable. Un consejo: pasa de los algodones para aplicar el producto. Lo mejor es echar un poco sobre la palma y aplicarlo con las manos dando toquecitos sobre la piel.

 

Para hidratar: Ultra Facial Cream, de Kiehl’s

Ultra Facial Cream de Kiehl's

La hidratante perfecta.

Es la mejor crema hidratante que he usado en mi vida. Hidrata, no hace nada más (ni nada menos). Tanto si tienes la piel seca como si no, te la deja suave y elástica durante todo el día. En los días de frío y calor supone un alivio para las pieles que sufren con las temperaturas extremas (todas, vamos). Y utilizarla por la noche después de un día de estrés es un gustazo. Merece mucho la pena.

 

Protección solar: Ultra Light Daily UV de Kiehl’s

Ultra Light Daily UV Defense, de Kiehl's

Ultra Light Daily UV Defense, de Kiehl’s

¡Otra de Kiehl’s! Es una gran marca, con una buena relación calidad-precio así que no es difícil que sus productos te gusten. Esta crema con protección solar muy alta es perfecta para el uso diario (siempre hay que ponerse protección solar, hasta en invierno): es de textura ligera, no engrasa la piel y protege del sol. Además previene la aparición de manchas y es perfecta para las pieles sensibles. ¡Ha sido mi auto-regalo de cumpleaños!

Ahora mismo no estoy usando ningún tratamiento específico, no por falta de ganas sino por falta de dinero. Pero os recomiendo en invertir en serums con vitamina C. Por ejemplo el de Matriskin de vitamina C al 5%. Lo probé hace tiempo y es una maravilla: deja la piel luminosa y muy suave.

¡Espero que os sea útil!

 

 

Anuncios
Estándar