ACTUALIDAD, MUJER

¡Corre, que se te pasa el arroz!

Otra vez lo mismo. Y esta vez le toca a las británicas.

Hace unos días se puso en marcha una campaña para concienciar sobre los riesgos del embarazo tardío en Gran Bretaña y, en mi opinión, no se podía haber hecho de una forma más fea y dañina. Fea porque vean la foto:

Get Britain Fertile, Así te vas a ver cuando seas una vieja embarazada.

Get Britain Fertile, Así te vas a ver cuando seas una vieja embarazada.

Una señora muy mayor photoshopeada para que luzca un falso embarazo con el lema Get Britain Fertile. Jugar con ese temor a envejecer, implantado en el colectivo femenino por multitud de marcas de cosmética, me parece horrible. Y dañina porque volvemos al mismo argumento de siempre: corre, quédate embarazada ya que se te pasa el arroz. Un argumento paternalista que trata a las mujeres como si fuesen unas inconscientes que no saben nada sobre los riesgos de los embarazos tardíos. Y además de inconscientes son unas egoístas que retrasan la edad a la que deciden ser madres sin pensar que por su culpa el país envejece.

Sí, he dicho “por su culpa”. Las mujeres son las culpables. Para los señores que lanzan esta campaña nada tiene que ver la mala situación económica y los recortes sociales que se están viviendo en Gran Bretaña para que las mujeres decidan esperar para poder tener hijos. Todos sabemos que los factores socioeconómicos son realmente los causantes del aumento o descenso de la natalidad. Los mismo libros de historia nos lo enseñan con varios ejemplos válidos a lo largo de distintas décadas denominados babyboom. ¿Por qué ahora eso ya no se tiene en cuenta?

Pues porque es más fácil presionar y echarle la culpa a la de siempre.

Anuncios
Estándar